Translate the website!

Podéis pasaros por mi otro blog...

domingo, 13 de febrero de 2011

Cap 2 - La Noche Cristalina (1/5)

De forma que ahí estaba yo, con una depresión increíble, pero con mi brillante pelo dorado ondeando detrás de mí, mi andar sigiloso avanzando hacia el olmo de Friné, y mis ojos verdes observando la luna que se alzaba en aquel cielo plagado de estrellas. Haciendo caso a mis irritantes amigas, había avanzado con valor hasta Damoc, y lo llevé aparte para que sus amigos no pudieran escuchar la patética proposición, aunque estaba segura de que luego él iba a contárselo, me respondiera sí o no. Tras mi pregunta, unos segundos de vacilación me confirmaron que no pensaba ir a la Noche Cristalina conmigo. La verdad es que intenté largarme de allí cuanto antes sin darle tiempo a responder y soltando un “olvídalo”, pero él me agarró del brazo y me hizo volver a mi posición inicial. Ya me daba igual lo que dijera, realmente todo estaba siendo muy humillante. Después, él me había dicho que ya se había comprometido con otra persona, así que me pidió perdón, y yo, como no pensaba que tenía que ser él quien se disculpara, pedí perdón también y fui a reunirme de nuevo con mis amigas, depresiva. Y ese estado de ánimo me había llegado hasta el día siguiente.

Con cuidado para no rasgarme la túnica verde sin mangas (que me llegaba un poco más debajo de las rodillas) con la que me cubría, sorteé un par de árboles y busqué con la mirada a Friné. Ah, allí estaba, camuflada con los árboles. Llevaba puesta una tela negra que dejaba al descubierto uno de sus hombros, y tapaba sus piernas hasta las pantorrillas. Se había lavado el pelo a conciencia (bueno, como yo); le brillaba más que nunca y lanzaba destellos verdes a la luz de la luna. En cuanto me vio, corrió hacia mí sin tropezar y sin engancharse con ninguna rama.

—Hola, Cand. ¡Qué guapa!

—Gracias, tú también. ¿Vamos?

—Sí.

Las dos juntas nos encaminamos a Daxópolis, donde se celebraba todos los años la Noche Cristalina. Cuando llegamos, descubrí que casi todo el mundo había llegado ya. Daxópolis era el valle entre dos montañas, y allí siempre acudían todos los seres de LäBrit. Había un gran lago, donde las náyades y demás criaturas de agua se bañaban, y los hydros manipulaban el líquido transparente haciendo figuras en el aire, y rociando a todo aquél que se atreviera a interrumpir. No muy lejos de allí, había una extensión de terreno cubierta por frutos de todas las clases, carne (puaj) y pescado (puaj); custodiada por un pequeño grupo de personas. Y cerca de esas personas, los apuestos pyros hacían trucos con ramas prendidas y llamas que brotaban de la nada. Cómo no, un grupito de chicas jóvenes estaban allí reunidas, observando detenidamente, algunas riendo, a otras cayéndosele la baba. Al mirar más detenidamente, descubrí que Nevolly y Vale estaban allí, observando a un joven de cabellos rojos como el fuego y ojos negros y profundos; que, con movimientos suaves de sus manos, hacía que llamas le brotaran de la punta de los dedos y se extendieran por su torso, lamiendo su cuerpo sin hacerle daño. Si Nevolly miraba tan detenidamente, seguro que ése era Verline. Tras hacerle una seña a Friné, nos acercamos a nuestras amigas. Queriendo no interrumpir a Nevolly, me llevé a Vale unos metros de allí para hablar con ella.

—¡Ah, hola Cand! —me saludó por encima del griterío de la multitud—. ¿Cómo estáis?

—Bien, gracias. ¿Has visto a Abby?

—Eh… no, no la he visto, pero me ha dicho esta mañana que vendría con su familia. Tal vez esté en el lago, ve a mirar si quieres.

—Vale, gracias. ¿Y a Lara y Cira?

—Ah, antes estaban con nosotras, se han ido hace un momento a comer algo.

—Bien, muchas gracias, voy a buscarlas, a las tres. ¿Vienes, Friné? —le pregunté.

—Sí, voy —dijo, ansiosa—. Vamos, venga. Primero vamos a buscar a Abby.

No le pregunté por su reacción, simplemente acepté que mi amiga estaba un poco más loca que de costumbre. Las dos sorteamos a dríades, melíades, alseides, agrónomas, antríades, hespérides, limónides, napeas, oréades, crénides, limnátides, hydros, pyros, centauros, sirenas, hadas, hombres lobo, grifos, fénix, augurey… y al fin llegamos junto al lago. Enseguida comprendí el motivo de que Friné se comportara así; Nicanor estaba haciendo un espectáculo junto con algunos hydros.

—Oye, voy a dar una vuelta, ¿vale? —me preguntó Friné, sin dejar de mirar a Nicanor.

—Vale, ve —contesté, mirando a mi alrededor para ver si alguna de mis amigas estaba por allí—. Si me necesitas estoy por… —pero al girarme de nuevo hacia Friné, ésta ya se había ido. Avanzaba hacia Nicanor con paso tímido.

Suspiré, y me acerqué un poco más al lago al descubrir a Abby dentro junto con algunas náyades y varios hydros. Me arrodillé en la orilla y la llamé.

—¡Abby!

Ella se giró hacia mí y sonrió cuando me reconoció.

—Ah, hola Candy.

—Voy a buscar a Lara y a Cira, ¿vienes?

—Vale, espera un momento.

Se despidió de las náyades y los hydros, y tras salir del lago vino a mi encuentro, toda mojada. Menos mal que no hacía frío…

El primer sitio a donde nos dirigimos fue al puesto de comida, para ver si Lara y Cira seguían allí. Pronto descubrí el pelo color limón de Cira en medio de la multitud. Agarrando a Abby de la mano para no perderla, conseguimos llegar hasta mi amiga. Le puse la mano desocupada en el hombro, y ella se volvió, sobresaltada.

—¡Cand! ¡Abby!

Nos dio un fuerte abrazo; hacía meses que no nos veíamos. No vivía precisamente cerca de LäBrit.

—¿Cómo estás, Cira?

—Muy bien, gracias. ¿Qué contáis?

—Os estábamos buscando, a ti y a Lara.

—Ah, Lara se ha ido hace un momento… en esa dirección —indicó Cira con el dedo índice de la mano derecha. Indicaba hacia el lago.

—Vale, voy a buscarla.

—¿Quieres que te acompañemos? —preguntó Abby.

—No importa, id con Vale y Nevolly, a ver si van a causar algún estrago. Están con los pyros.

—Vaya, no tenía intención de hacer esta noche de niñera, pero… —dijo Abby. Cira rió.

—Bueno, luego voy a buscaros. Hasta ahora.

—Adiós, Cand...

7 comentarios:

Fer dijo...

Madre mía, todo el mundo está por ahí XD.
Le va costar encontrar a todo el mundo jeje.
=)

Clary Claire dijo...

DIanuu!!!!!
una cosa...
SIGUIIENTEEE!!
(y esta vez no tardes tanto ¬¬)

albaescritora dijo...

:o me encanto ;D tengo ganas del siguiente capitulo ;D xD si que es verdad que no ha hecho mas que buscar a gente .8 aunque me da penilla porque damoc ya iba a ir con otra ¿con quien ? ¬¬ espero el siguien te capitulo ansiosa ;D

Athenea dijo...

me ha gustado el capítulo, aunque se me ha hecho muuuy corto XD.. Y Damoc, ¿cómo es que "ya se había comprometido a ir a la noche cristalina con otra persona? ¡Me encanta la historia, el diseño del blog y la música! ¡Publica pronto, guapa!

Kirtashalina dijo...

Fer: Sí, es un lío impresionante! Si a ratos me perdía yo misma y tenía que revisar lo que había escrito! xD
Un beso, y gracias por pasarte ^^

Clary Claire: Gracias! xD Joder, lo intentaré, es que estoy de exámenes y tal... TT

Alba: Muchísimas gracias :) Sí, la verdad es que este capítulo va a ser un poco así xDD Pero vamos, luego se anima y van a....! Bueno, mejor no lo cuento xDD
Ya descubrirás con quien va... xD
Gracias por comentar :)

Athenea: ME alegro de que te guste, la verdad es que precisamente corto no es xDD Pero bueno, al menos se te ha hecho ameno ^^
Sí, va con otra persona a la Noche Cristalina!! Descubriréis con quién en el próximo capítulo... x) (creo, vamos xDDD)
O.O Oh, muchas gracias, me alegro mucho de que pienses así :) El diseño me lo curré bastante, y la música creo que es muy apropiada, sobre todo el principio de la primera canción :P

Un beso a los cuatro y gracias por venir :)

Divinum Eximia dijo...

Yo voy algo más lenta... El Fin de semana y el lunes me llevan por el camino de la amargura, pero eso no es algo que os interese.
Coincido con Athenea, se me ha hecho muy corto, lo que significa que me ha gustado mucho. Es uno de los pocos blogs que intento seguir con detenimiento.
Esta parte " Las dos sorteamos a dríades, melíades, alseides, agrónomas, antríades, hespérides, limónides, napeas, oréades, crénides, limnátides, hydros, pyros, centauros, sirenas, hadas, hombres lobo, grifos, fénix, augurey… y al fin llegamos junto al lago." Me ha encantado. Ha conseguido que lo visualizara de verdad e incluso me ha recordado a un par de escenas graciosas de otros "momentos" (Por decirlo de alguna manera) y hasta me he reído. Por otro lado, enhorabuena a la autora porque si no te mareastes escribiéndolo te mereces un premio.
Lo de Damoc no me ha hecho mucha gracia pero son cosas que pasan... Espero leer lo que sigue para saber con quién va, creo que es algo que todos esperamos.
En general me ha gustado mucho y como ya he dicho con anterioridad, espero leer el siguiente.
Un saludo^^

Kirtashalina dijo...

Gracias, Eximia. Realmente me parece inconcebible que os guste tanto, pero me agrada mucho ^^
Me siento halagada al pensar que sigues con tanta atención mi blog :D
Pues me alegro de que te gustara la frase xD Puse una gran retahíla de nombres para que os vayan sonando, porque muchos aparecen más adelante.
Hombre, marear, lo que se dice marear... no xD Aunque me costó un rato, eso sí ^^

Damoc es un poco cabrón xD
Ya lo descubriréis, ya... :)

Pues muchísimas gracias de nuevo, seguiré escribiendo..

Un beso :P